Sintoniza con lo que Deseas


Soñar es la forma que tenemos para crearnos una realidad que de verdad deseamos, soñar nos da la posibilidad de transformarnos y conectarnos con nuestra versión más elevada, una que puede ser totalmente diferente o mejor que la que tenemos ahora.

Nuestra mente es nuestra mayor herramienta y su gran poder nos permite trasladar todos esos sueños pueden hacerse realidad, los sueños pueden hacerse realidad si nos mantenemos sintonizados con ellos. 

Cuando mantenemos la esperanza y somos persistentes con ellos y teniendo la fe de que en el momento perfecto llegarán a manifestarse les damos la posibilidad de mostrarse en nuestra realidad.

Podemos inyectarle mucha energía a nuestros deseos, metas y/o sueños si cada día le dedicamos un momento en nuestra ajetreada rutina y agenda si dejamos de privarnos del privilegio de poder imaginar y crear en nuestra mente nuestra vida de la forma como realmente queremos que sea.

Soñar es parte de nuestra naturaleza y es la forma como nos conectamos con la abundancia del universo.

Aprendimos en algún momento a reprimir nuestros sueños y a dejar de soñar despiertos pero así como lo hemos reprimido podemos de nuevo volver a activarlo y volver a crearnos, aunque sea por cinco minutos, la vida mágica a la que tenemos derecho.

Tendemos a guardarnos nuestros sueños para nosotros solos pocas veces los compartimos con otros a nuestro alrededor, a veces por temor a parecer “soñadores” o “vivir fuera de la realidad” o que puedan pensar o decir que no será posible, tendemos a no compartirlos como una forma de defensa y resguardo  de las posibles energías negativas, la envidia o el pesimismo de otros que podrían afectar la fe y entusiasmo que tenemos en esos sueños.

Hasta cierto punto está bien que resguardemos nuestros mayores sueños de aquellos que no los apoyan o que reaccionan de forma escéptica, es mucho más recomendable buscar aquellas personas que nos hagan sentir en confianza, que nos acepten tal cual somos, que valoren nuestra forma de ser, que sean amables en su forma de ser y que de cierta forma sean exitosos en su propia vida, aquellas personas positivas y que irradian felicidad y con esas personas puedes entonces compartir esos sueños, metas, ideas, porque ellos le inyectarán más energía positiva y te ayudarán a mantener la confianza y la motivación  que necesitas para tomar acción en dirección de lograr esos sueños.

Reconocer a estas personas o incluso atraerlas a nuestra vida es un paso muy importante porque ellas forman parte de mantener vivos esos sueños, nuestro niño fantasioso interno necesita saber que seguimos soñando, deseando y luchando por nuestros sueños. Estas personas por lo general las encuentras en tu familia, círculo de amigos, compañeros de trabajo, compañeros de actividades deportivas o artísticas, en grupos, foros, aunque sea una persona la que apoye tu forma de ser, esa única persona basta para darle el impulso y la visión a eso que deseas.

Por ejemplo si quieres dejar de fumar es mucho más efectivo lograr esa meta si recibes el apoyo de personas conscientes de los beneficios que traerá a tu vida y a  tu salud  y ese apoyo te ayudará a mantenerte enfocado en evitar fumar. Si quieres bajar de peso es mucho más efectivo si te rodeas de personas que cuiden su alimentación, hagan ejercicios y valoren su cuerpo físico. Si deseas dejar de comer dulces es mucho más efectivo si alguien te apoya en esta decisión y te motiva a hacer elecciones más saludables en tus alimentos. Si deseas ahorrar más dinero es mucho más efectivo si buscas apoyo en personas menos materialistas o que tengas el síndrome de consumistas compulsivos.

Todo lo creamos en nuestra mente antes de poder llevarlo a la realidad, TODO, nada ocurre por casualidad o suerte todo ha sido previamente creado en nuestra mente tanto si son resultados positivos o si son resultados negativos los que recibes como producto final. El secreto está en como trabaja tu proceso de pensamiento, en si estás sintonizado con los milagros o si estás sintonizado con  las desgracias.

Resulta a veces complicado entender que nuestra mente crea todo lo que vivimos o vemos a nuestro alrededor pero en el momento que decidimos por fin entender que nuestros pensamientos y la forma que hemos adoptado para sintonizar nuestra vida es el timón que dirige nuestras experiencias, entonces empezamos a tomar conciencia de su poder y es allí entonces cuando quizás decidimos buscar una forma para des-aprender ese modo errado o que nos ha dado resultados que no nos satisfacen y aprender el modo correcto de sintonizar nuestra vida y de enfocar nuestros pensamientos.

El momento en el que ocurre ese salto mental es perfecto pero incluso allí tú puedes siempre decidir y hacer el cambio o seguir igual como hasta ahora, recuerda que tú eres el dueño de tu vida. En la dirección en la que tú decidas sintonizar tu vida es cosa tuya las opciones son infinitas y hay suficiente de todo y para todos.

Lee estos artículos y profundiza en el tema:

Mucha Luz y amor

 

Recibe Consejos de Amor y Espiritualidad GRATIS Todas las Semanas!

Speak Your Mind

*


*