Aceptar no es Conformarse


Hay una diferencia notable entre lo que es aceptar algo y lo que es conformarse con algo y es necesario que comprendas esa diferencia puesto que muchos están confundiendo estas dos acciones.

Cuando hablamos de aceptar una situación nos referimos al hecho de que es algo que está manifestándose en tu experiencia y de que es necesario tomar consciencia de su existencia y de que está presente en tu vida, ésto con la intención de tomes conciencia de ello, puesto que de alguna forma las has creado o atraído.

Cuando aceptas algo te das el permiso de profundizar en el porqué está en tu vida y también te da la oportunidad de cambiarlo, mejorarlo, renovarlo o simplemente aprender a lidiar con ello, buscando siempre la forma de evitar estar en conflicto con eso para no dañe así tu bienestar general.

Aceptar es la mejor vía para poder desarrollar positivamente cualquier situación en tu vida.

Es necesario aprender a aceptar a las personas y sus diferentes formas de ser, aprender a aceptar lo que es nuestra vida hoy, aceptar nuestro trabajo, aceptar a nuestra pareja, aceptar a nuestros hijos, aceptar nuestro hogar, aceptar nuestros bienes materiales, aceptar a nuestra salud, aceptar nuestros pensamientos, aceptar nuestros errores, aceptar nuestras victorias.

En fin debemos aceptar quienes somos, aprender a amarnos tal cual somos porque de ésta manera podemos más fácilmente colaborar con nuestro propio crecimiento debido a que mientras más nos conozcamos a nosotros mismos es directa la conexión que podemos hacer con nuestra propia fuente y con nuestros propios deseos.

Cuando aceptamos todo eso que somos, podemos entonces diferenciar lo que nos gusta de lo que no nos gusta, lo que deseamos de lo que no deseamos, lo que nos hace feliz de lo que no, aquello que necesita un inventario de aquello que está bien, es así como logramos entonces conocernos y observar cuales son nuestras verdaderas oportunidades.

Toma en cuenta que cuando aceptas sacas la bandera de la paz en tu vida y tus experiencias y expectativas empiezan a verse diferente, se acaba la guerra absurda que emprendiste en algún momento contigo mismo y con tu vida.

Conformarse por otro lado significa rendirse sin siquiera haber intentando solucionar o mejorar algo, es crear resistencia contra lo que somos en realidad, seres con todas las capacidades necesarias para elegir en nuestra vida, es victimizarse hasta el punto de llegar a la apatía de no reconocer las soluciones que paralelamente se crean cuando surge un problema.

Conformarse es no querer avanzar, desarrollarse o intentar, es naturalmente más cómodo elegir conformarse y dedicarse a culpar al mundo por tus desgracias, pero así como tu puedes elegir una vida mediocre y llena de penas también puedes conectarte con tu fuente y crear la vida que realmente deseas. Todo depende de ti.

Cuando eliges conformarte con algo, es porque no validas que hay otras opciones, es estar totalmente cerrado a las infinitas posibilidades y es a su vez colocarse en una posición inflexible que no te permite relajarte y, por decirlo así, cambiar tus exigencias o tus expectativas de como deben ser las cosas. Cuando estás apegado a la idea de que algo ocurra sólo como tú deseas te ciegas y no puedes apreciar las opciones que abundan a tu alrededor y ésto te lleva a conformarte en muchas oportunidades.

En todo momento que te conformas con algo te estás privando de lo que realmente mereces. Muchos deciden conformarse con ideas como por ejemplo: no nací para ser feliz, soy pobre y no puedo hacer nada para cambiarlo, tengo mala suerte que le voy a hacer, todos me utilizan, nadie me aprecia, que mala vida tengo, la vida es así, la vida es dura, los hombres son todos iguales, las mujeres son interesadas, el dinero es duro de conseguir, el gobierno tiene la culpa, entre o otros, se está eligiendo la versión menos favorable porque se está responsabilizando a factores internos de situaciones y cosas que dependen únicamente de cada individuo.

Perder la esperanza es perder el entusiasmo y la alegría de vivir la mejor versión de nuestra vida, mantener la esperanza siempre en que todo sucederá de la mejor manera, nos mantiene llenos de fe y la fe nos conecta con la fuente que todo lo provee puesto que cuando aprendemos a sentirnos bien por tener o lograr algo  sin que aún se haya manifestado en nuestra experiencia elevamos nuestra vibración energética logrando que llegue en algún momento.

Puedes aceptar que en este momento te va mal en el amor, en las finanzas, en la salud, en tu trabajo, en tus estudios, en tus amistades o en lo que sea y ese será el primer paso para permitir que las soluciones empiecen a llegar a tu vida.

Puedes conformarte con que tu vida sentimental sea un caos, que tus finanzas no marchen bien, que seas un mal estudiante, que tu trabajo no te brinde la oportunidad que realmente deseas y permanecer allí por miedo a no tener entradas, puedes conformarte con que tengas malos amigos o no tengas amigos y entonces vivir con eso toda tu vida.

Recuerda que es siempre tu decisión, tu responsabilidad todo lo que sucede a tu alrededor, crear  tu vida es tu principal tarea en esta vida y dependiendo de lo que tú decidas entonces las situaciones y experiencias en tu vida aparecerán para darte eso que has decidido, ten presente que todo lo que sucede en tu vida no es cuestión de suerte o por casualidad todo ha sido creado por como eres tú.

Sigue leyendo y aprendido a cultivarte:

Mucha luz y amor

Recibe Consejos de Amor y Espiritualidad GRATIS Todas las Semanas!

Speak Your Mind

*

*