Temer al Fracaso te Impide Intentarlo


¿Cuántas veces has dejado de hacer, decir o demostrar algo a alguien por miedo a la reacción o por miedo a equivocarte? ¿Cuántas veces te has lamentado de no haber dicho, hecho o demostrado algo a alguien? ¿Cuántas veces has tenido una idea fabulosa pero no la has llevado a la practica y luego te das cuenta que otra persona si lo hizo y le va muy bien?

Nuestra mente está siempre juzgando nuestras acciones y nuestro EGO se apodera de nosotros cuando permitimos que eso suceda alegando pensamientos como: ¿Y si no funciona? ¿Y si no me corresponde? ¿Y si se burlan de mi? ¿Qué van a pensar de mi? ¿Y si no me creen?¿Y si lo hago mal? ¿Y si piensan que eso es tonto? ¿Mejor no perderé mi tiempo? ¿Para qué perder el tiempo? ¿Mejor pongo los pies en la tierra? ¿Es imposible? entre otras.

Todas estas formas de pensamiento provienen de la defensa del ego, quien siempre se inclinará por mantenerte alejado de lo que realmente deseas, enfocando tus acciones en los demás o en la opinión de los demás, o en las opiniones externas a ti mismo, mientras más desconectado estés de ti mismo más sencillo es para el ego alejarte de tu propia verdad, de tu propia pasión, de tu propia sabiduría y guía interior.

Y cuando tu estás alejado y desconectado de ti el ego puede entonces obrar con tranquilidad y sentirse con poder. Cuándo dejas de hacer algo porque te consideras incapaz de ello, por que te da miedo cometer un error, porque te crees muy insignificante, porque eres muy bajito o muy alto, cuando antes de hacer algo que sientes es lo que deseas de verdad, primero piensas en lo que otros podrían pensar y entonces dudas de ello y en la mayoría de los casos no lo haces, entonces estás bajo el dominio de tu ego.

Cuando nos dejamos guiar, cuando atendemos la verdadera voz de nuestro corazón, cuando tenemos un claro concepto de nuestra capacidades entonces podemos de verdad apagar la voz del ego y vivir en un nivel más elevado donde en primer lugar tomamos y validamos nuestros sentimientos, ideas y opiniones.

Aunque esto no significa volvernos pedantes, antipáticos y cerrados de miras con respecto a la opinión, ideas y sentimientos de otros, esto significa más bien aprender a respetar, aceptar y valorar a cada ser humano con sus propias características personales, buscando, si es necesario un punto intermedio donde todos se vean beneficiados, atendidos, apreciados.

De las situaciones y personas difíciles obtenemos grandes aprendizajes, logramos también madurar, volvernos más fuertes si tomamos la lección, logramos reconocer nuestro principal bloqueo en la vida y obtenemos la oportunidad de sanarlo. Los errores que cometemos en la vida nos ayudan a reconocer las cosas que hacemos mal, no permiten mejorar como persona, nos permiten crecer.

Si hacemos el intento de poner en practica eso que sentimos es lo que nos guía nuestro corazón entonces nada puede salir mal todo lo que suceda será por un bien mayor, con una misión sanadora, con una oportunidad para ayudarnos a nosotros mismos y ayudar a otros.

Evita sentir miedo a equivocarte si expresas tus sentimientos, si pones en practica tu talentos, si dices que no a alguien, si dices que si, si das una oportunidad a alguien que creas la merece, a intentar lograr lo que deseas, evitarlo te ofrecerá mayores beneficios que si te dejas vencer por la idea de que te estás equivocando.

Aprende a ver  a tus errores como tus grandes maestros y tus grandes oportunidades de mejorar. Los niños  no piensan si se van a equivocar o si alguien se burlará de ellos por caerse mientras aprenden a caminar o a hablar, ellos simplemente lo hacen porque su ego aún no se ha desarrollado, siguen su intuición de hacer o decir algo, corren a tus brazos si desean ser abrazados, piden comida si tienen hambre, hablan en su idioma único si tienen la necesidad de expresarse, sin miedo, ni dudas, experimentan cada acción con curiosidad de lo que les proveerá y como podrás ver todos ellos no han fracasado en sus intentos a pesar de haberse equivocado al pronunciar alguna palabra como FERROCARRIL en algún momento aprendieron a decirla correctamente, después de tantas caídas hoy caminan correctamente, 

¿A qué le tienes miedo tu entonces? Quizás es más lamentable y penoso no hacer las cosas que crees son las que deseas hacer.

Piensa a cerca de tus acciones hasta hoy y date la oportunidad de ser tu mismo.

Lee estos artículos que te ayudarán a reducir la ansiedad, el miedo y preocupación:

Mucha luz y amor

Recibe Consejos de Amor y Espiritualidad GRATIS Todas las Semanas!

Comments

  1. Hola como estan excelentes ideas de como superar todos los traumas y complejos para ser mejores sin temor al fracaso o al que diran.gracias por tan buenos consejos.Saludos a Heidi y Gustavo.

    :)Hola Juan, bienvenido y gracias por tu visita. Mucha luz y amor. -Heidi-

  2. termino de cortar una relacion de 6 meses por no comunicarle al otro que es lo que necesitaba afectivamente. siempre me costó mucho demostrar lo que siento y pedir, por miedo, verguenza, y sobre todo creo que mucho ego. el miedo al rechazo en mí es paralizante… gracias por la nota. me hizo muy bien. muy interesante. Muchas Gracias!!!!!!!!! Bendiciones!!! Vale

    🙂 Hola Vale, bienvenida y gracias por tu visita, mucha luz y amor.-Heidi-

  3. INFINITAS GRACIAS POR TANTA SABIDURIA Y EL AMOR DE CADA PALABRA! BENDICIONES

Speak Your Mind

*

*