La Salud no lo es Todo, pero sin Salud Todo es NADA


Muchas veces no valoramos nuestra salud y el sentirnos bien, hasta que en algún momento ese desinterés se convierte en malestar o enfermedad. Seguramente ya lo has vivido y sentido que deseas nuevamente estar sano.

La única manera de mantener nuestra salud es darle el valor que merece y prestar atención a como estamos pensando y tratándonos internamente con nuestros pensamientos equivocados.

Cuando cuidamos nuestros pensamientos cuidamos nuestra salud y bienestar general, por eso hoy queremos recordarte que:  “La salud no lo es todo, pero sin salud todo es nada”. Schopenhauer.

Tu tienes las capacidad de estar sano y prolongar tu bienestar toda tu vida, dando lo mejor de ti en cada instante y prestando atención a los mensajes de tu cuerpo.

Alimentarte de forma balanceada brindándole a tu cuerpo alimentos frescos, ligeros y de su agrado alejándote de la comida rápida y mal elaborada, ejercitándote regularmente,   tomando mucha agua fresca, eliminando los vicios de tu vida, evitando el azúcar y exceso de sal, pensando de forma positiva, alejándote de la crítica hacia los demás y dejando de querer controlar y cambiar a todo el mundo, centrándote en ti mismo, reír más seguido, agradecer cada día, dedicar cada día para un propósito positivo, dar y recibir amor, de estar forma estarás contribuyendo con tu buena salud.

Es difícil afrontar los cambios y sobretodo lo más difícil es reconocer que necesitamos hacer cambios en nuestra vida. Algunos de estos cambios pueden darse paulatinamente, otros nos llegan súbitamente, para algunos cambios nos vamos preparando poco a poco y otros debemos asimilarlos sobre la marcha. Toda esta situación de cambios sería mucho más llevadera si aprendiéramos a escuchar y seguir nuestra propia sabiduría interna.

Cuando atiendes y prestas atención a lo que tu cuerpo te dice a través de sensaciones, sentimientos, pensamientos o malestares puedes prevenir un problema mayor. Queremos hacerte tomar conciencia acerca de lo importante que es cuidar tu cuerpo físico porque ese es tu medio de transporte en esta vida. Como trates a tu cuerpo y como te trates a ti será la clave para los resultados que obtendrás. Por ejemplo si no respetas tus horas de descanso y esparcimiento tu cuerpo responderá con agotamiento, cansancio, un resfrío o un malestar, esa es la forma de alertarte y hacerte saber que necesitas tomar una pausa.

A veces puede que sientas el impulso de hacer algo por tu salud, como por ejemplo: iniciar una rutina de ejercicios, dejar de ingerir algunos alimentos que no te hacen bien, dejar algún vicio como el cigarrillo o el café, cambiar tus pensamientos al respecto de tu salud, dejar de ver televisión, empezar una nueva aventura, viajar, hacer nuevos amigos, bailar, etc… pero quizás eliges no hacerle caso y quedarte en el mismo punto donde estás ahora.

Quizás hoy te motives a llevar un cambio aunque sea pequeñito, quizás hoy te armes de valor y hagas un cambio en tus hábitos, quizás hoy dejes que tu corazón obre en tu beneficie. Eso sería maravilloso. Cuéntanos si te animas y comparte que cambios quieres iniciar, quizás nosotros te podamos ayudar.

Nunca es tarde para aplicar cambios en nuestra vida y el momento que tú decidas será el perfecto para ti, sigue la voy y la guía de tu propio cuerpo y los beneficios se harán notar, cada vez que das un paso en tu camino abres millones de posibilidades, no hay nada que perder pero sí mucho que ganar

Vive Consciente de tu Cuerpo

Recibe Consejos de Amor y Espiritualidad GRATIS Todas las Semanas!

Speak Your Mind

*

*