El Ritmo del Crecimiento Espiritual es Único


Todos tenemos un ritmo de aprendizaje y eso lo notamos en todos los niveles de nuestra vida. Desde que nacemos vamos dando avances significativos y necesarios para desarrollarnos y desenvolvernos en la vida.

Cada persona posee un ritmo propio y único para asimilar y aprender las situaciones, mientras que unos aprenden aceleradamente a  otros les toma mucho más tiempo.

En el aprendizaje espiritual sucede lo mismo cada uno de nosotros asimila los aprendizajes y lecciones a un ritmo individual, es por ello muy importante evitar compararse con otros y limitarse sólo a tomar el ejemplo, para, si es posible, aplicarlo en nuestra propia experiencia y avanzar. 

En este sendero muchas veces debemos repetir las mismas experiencias hasta que logramos tomar consciencia de lo que necesitamos aprender para dar el siguiente paso.

Cuando nos dedicamos a compararnos con otros que están mucho más adelantados en su camino que nosotros, no estamos tomando en cuenta que esa persona tiene características, intenciones, intereses y metas muy diferentes que las nuestras.

Esta acción de compararnos con ellos, nos hace retroceder en nuestro camino, nos desmotiva y por último nos limita en nuestro propio crecimiento haciéndonos creer que somos inútiles o incluso incapaces.

Por otro lado cuando nos comparamos con aquellos que están más abajo que nosotros, entonces caemos en la tentación de sentirnos superiores y el ego puede jugarnos una mala pasada y estancarnos en el punto donde nos encontremos.

Aún cuando nos comparamos con aquellos que estén a nuestro nivel, es negativo para nuestro crecimiento, porque incurriremos en la “competencia negativa” desenfocándonos de lo que realmente deseamos y desviándonos a conseguir cosas que realmente no anhelamos, atrayéndonos infelicidad e inconformidad.

Aprendiendo a valorar nuestro propio ritmo de crecimiento espiritual podremos mantenernos en el camino correcto, buscando las herramientas que necesitamos para superar cada prueba  y cada experiencia que requerimos para avanzar. Sentirnos felices con cada paso que damos por muy pequeño que parezca fomentamos en nuestro ser las ganas de crecer y seguir mejorando cada día.

Aceptando quienes somos y lo que somos con amor nos permitirá reconocer nuestras fortalezas y reforzar nuestras debilidades.

Sigue leyendo para profundizar en tu crecimiento y despertar espiritual:

Mucha luz y amor

Recibe Consejos de Amor y Espiritualidad GRATIS Todas las Semanas!

Comments

  1. Alfredo Cabral Parra says:

    Me gustaría recibir sus boletines ya que son muy interesantes, en especial: Una lección sobre la paciencia y el festival de pensamientos positivos.
    Muchas gracias

    🙂 Hola Alfredo, bienvenido y gracias por tu visita, suscribete entonces: https://heidiseidl.com/2007/06/01/boletin-de-noticias-y-actualizaciones-por-correo-electronico/

    Mucha luz y amor
    Heidi

Speak Your Mind

*

*