“Hay una puerta por la que puede entrar la buena o la mala fortuna. Usted tiene la llave” Proverbio japonés